Medtronic Diabetes Latino
Ir al sitio de Novo Nordisk
 
Siempre MiDiabetes.
Logo MiDiabetes Síguenos en Flickr! Síguenos en Youtube MiDiabetes en Instagram Síguenos en Facebook! Twitter de MiDiabetes Ir al home Síguenos en Twitter! Síguenos en Flickr! Síguenos en Facebook!Síguenos en Youtube Volver al Home
Ir a la Portada La Actualidad Saber de Diabetes MD lo prueba Consejos Ponte en Contacto
Quién está detrás de MD Anda a los Enlaces Ir a Algo de Ntrición Diabetes y AUGE - GES El Blog de MD Términos de Uso
shim

ver por qué Mi Diabetes quiere la publicidad Ir al sitio de Novo Nordisk Publicidad ver por qué Mi Diabetes quiere la publicidad
Novo Nordisk Ir al sitio de Novo Nordisk Dexcom G4 Platinum

Volver
shim
shim
shim
                                        Toallitas húmedas Kendall, para hacer la vida más fácil.

07.04.2010. Por Marcelo González

Mi Diabetes - Toallitas húmedas Kendall, hacen la vida más fácil.

En un principio era una mota de algodón embebida en alcohol...
Pero hace mucho rato ya que tenemos las toallitas envasadas individuales que vienen listas para su uso. Y es que el tiempo pasa y la vida se nos ha hecho un poco más fácil.

En Chile hoy habremos más o menos 120 personas que usamos bombas... Pero por lo mismo es que hay temas que son desconocidos y pueden ayudarnos a todos a pasarla mejor con esta terapia.

Un tema muy sensible, es el cambio de cánula.

Siempre me están preguntando cuánto tiempo las uso antes de cambiarlas... Y habrán muchas respuestas distintas, pues depende...

Respetar los tres días para reponer la que se está usando por una nueva, es la recomendación del fabricante y el personal que integra los equipos sanitarios. Sin embargo, cuando el costo es elevando y no está cubierto por nuestro sistema de salud, la tentación de dejarla un par de días más, si no hay problemas, es grande.

La semana pasada me encontré con una glucolega y “bombera” de 13 años. Estaba junto a su mamá comprando algunas cosas en la FDJ. Conversábamos de la vida en general cuando reparé en que tenía la cánula puesta en en brazo. Yo siempre la he usado en el abdomen. Ella me dijo que antes hacía lo mismo, pero desde la vez que tuvo una gran infección, con pasada por la UTI de por medio y una pequeña cicatriz como recuerdo para mostrar, ya no lo hace y prefiere los brazos. Además, la coquetería adolescente también hace su parte y las poleras cortas no lucen bien con una cánula que juega a quitarle protagonismo al ombligo...

Entonces le pregunté si usaba algún refuerzo para que la cánula no se soltara fácilmente dada la ubicación en la que la tenía. Y me respondió que no.

Entonces le conté lo que ahora les relato.

Como en estas materias, al igual que otras lo mejor es escuchar los consejos de quienes más saben, aproveché la experiencia de un amigo enfermero y padre de un par de pequeños glucolegas.

Intercambiando opiniones como siempre llegamos al tema de las cánulas y la forma de sacarles el mejor provecho.

El verano de 2009, yo había tenido una experiencia que me dejó a muy mal traer. Realizando labores de jardinería en mi casa a pleno sol, no reparé en que producto de la humedad por la transpiración, la cánula se me despegó y se salió de donde la tenía puesta. No se cuánto tiempo estuve sin infusión. En estos casos la bomba no da ninguna alarma y la susodicha cánula se me había pegado por dentro de la polera que llevaba puesta.

Estoy seguro que hice una pequeña cetoacidosis, pues como nunca me sentí muy mal. Y la única explicación, a pesar de tener glicemias más o menos normales por el ejercicio, es que estaba con cetonas (no las pude medir pues no me quedaban tiras).

En fin. Con eso en mente y aprovechando que se venía la temporada de calor, mi amigo glucopadre enfermero me recomendó un par de productos que se usan mucho en pacientes pediatricos. Las primeras, unas toallitas húmedas que además de ser crear una barrera protectora de la piel sirve para reforzar el adhesivo de la cánula y las segundas, otras similares pero que se usan para retirar el adhesivo cuando ya se ha usado.

De buenas a primeras yo soy medio reticente a usar tanta cosa. Y es que el gasto el alto y pienso: “los que fabrican las cánulas deberían ponerle un buen adhesivo porque tener que usar otro producto más me parece mucho... mucho negocio...”.

Bueno, pero hay que probar no más, porque si se trata de calidad de vida, nada es poco.
Debo confesar que con algo de escepticismo al comienzo puedo afirmar tajantemente que... funcionan.

Incluso yo uso la cánula más de tres días y hasta el último momento permanece firmemente adherida.

Antes de usar el protector, a poco de cumplir los dos días, y con mayor razón en verano, el adhesivo de la cánula comenzaba a ceder, tanto así que en más de una ocasión tuve que ponerle un “refuerzo” de cinta extra muy poco estético, pero sí efectivo.

No siempre uso toallitas con alcohol para desinfectar previamente al cambio de cánula. Eso lo hago sólo cuando cambio la cánula por la tarde o ya entrada la noche. Si lo hago recién saliendo de la ducha, no limpio con alcohol.

Eso sí, en cada cambio pongo el refuerzo de adhesivo, que más que eso es una barrera protectora entre la piel y el adhesivo de la cánula, reforzando de paso su adherencia.

El que se transforme en una barrera es muy significativo, pues no pocas personas son alérgicas a los adhesivos de la cánula.

Es muy significativo, que además, la firmeza de la adherencia que se consigue. Al menos en mi caso, ha reducido significativamente la irritación que solía aparecerme al cabo del tercer día. Es decir, al parecer, aun no siendo su función esterilizar (para eso se usa la toallita con alcohol) evita las infecciones.

Bueno, y así como uno se los pega... debe despegárselos. ¿Cuántos de nosotros, más de alguna vez hemos realizado un gran esfuerzo para remover el adhesivo que nos dejó el parche curita o vendita en la rodilla o el dedo?

Pues algo similar ocurre al aplicar la barrera y luego cambiar la cánula. Así que uno puede usar las toallitas removedoras. Son verdaderamente efectivas y dejan la piel con una sensación muy grata y suave, pues en su formulación incluye aloe y esencia de naranja (los codos de mi hijo, heridos por quién sabe qué juego han recibido su beneficio).

Como todas las cosas que se hacen de la misma forma siempre, hoy el cambio de mi cánula ya es una rutina y están incluidas las toallitas.

Creo que en el caso de nosotros, las personas que usamos terapia con bomba de insulina son altamente recomendables. Para los niños, en época de verano, con una alta transpiración por la práctica de algún deporte o si van a la piscina a menudo, estás toallitas son ideales.


Nota: las toallitas de alcohol que uso son marca BD, el sobre de en medio.


Algunos detalles entregados por Kendall:

Preppies Skin Barrier Wipes
Forma una barrera protectora entre la piel y el adhesivo del producto, propiciando al mismo tiempo mayor adherencia.
Ayuda a proteger la piel de la orina, las heces, agentes químicos irritantes y fluidos gastrointestinales (en el caso de personas con colostomía, por ejemplo).
Ayuda a reducir la excoriación (aparición de llagas).
Más detalles.


Preppies Adhesive Remover Wipes

Remueven delicadamente los residuos del adhesivo en la piel
Dejan la superficie limpia para volver a ser usada (con un nuevo vendaje o parche)
Contiene aloe que deja la piel suave después del procedimiento.
Más detalles.


En Santiago de Chile, los pueden encontrar a la venta por unidad o cajas de 100 sobres en la Fundación Diabetes Juvenil de Chile.


Pueden ver un álbum con más fotos en este enlace.







Volver

 

  shim
Publicidad ver por qué Mi Diabetes quiere la publicidad

¿Cómo está tu HbA1c?Sigue Mi Diabetes en TwiterSigue MiDiabetes en Facebook

shim
shim
 
Pie

 
Ir al Home MD Quiere la Publicidad MD Quiere la Publicidad Ir al Home MiDiabetes en Imágenes Cómo está tu HbA1c? Sigue Mi Diabetes en Twiter Sigue MiDiabetes en Facebook Medtronic Diabetes Latino